miércoles, 8 de julio de 2009

Sembradora de molinos.


Este mecano de arriba se encarga de "plantar" los molinos juntando las piezas del puzzle:


con este resultado final:
y así poco a poco le van clavando agujas al tío blanco:

en una sesión de acupuntura que durará décadas. Para ayudarle a soportarlo, ahí va una muestra de cariño a la montaña sacada el libro de visitas de la cumbre:

4 comentarios:

ISMAEL RUBIO RODRÍGUEZ dijo...

Es lamentable, ningún interes puede estar por encima del estropicio que han cometido...han pasado por encima de todo y de todos

J dijo...

[Quemar o fisionar algo para calentar agua y hacer vapor que haga girar una turbina] .vs. [turbina girando por acción del viento]

No hay color. El estropicio es un mal menor.

Anónimo dijo...

Joder el otro día estuve con la bici... que pena medio, todo el cerro de Gorría sembrado de pinchos blancos, que no sirven nada más que para que la luz eléctrica nos cueste más cara.
Una pena, además todo el monte lleno de caminos, desmontes, excavaciones... Lo dicho, Una pena

jim3cantos dijo...

De acuerdo que los desmontes, excavaciones y pistas no son muy "agradables visualmente" que digamos (aunque no sé si es muy consecuente utilizar los caminos (que son una pena) para subir con la bici), pero lo de los "pinchos blancos", que no sirven nada más que para que la luz eléctrica nos cueste más cara, es completamente erróneo. Te remito al segundo comentario.